CORED acusa al presidente Obiang Nguema Mbasogo de violar dos veces la Constitución y denuncia “el golpe de Estado en curso” que viola la ley fundamental de las elecciones para reprimir el debate

CORED, coalición que agrupa a 20 partidos opositores ecuatoriano-guineanos y asociaciones de la diáspora, denunció este miércoles lo que considera un “golpe de Estado” en curso en forma de elecciones presidenciales “anticonstitucionales”, previstas para el próximo domingo.

“El presidente [Teodoro] Obiang Nguema Mbasogo viola dos veces la Constitución , que es nuestra ley fundamental, al organizar elecciones presidenciales anticipadas para reprimir el debate democrático”, acusa la organización.

La Coalición de Oposición para la Restauración de un Estado Democrático (CORED) en la República de Guinea Ecuatorial, que afirma representar a “2 50.000 refugiados políticos ecuatorianos forzados a la condición de emigrantes en el exilio, que tuvieron que dejarlo todo para evitar ser arrestados, torturados y asesinado por la dictadura de Obiang, en el poder ininterrumpidamente durante más de 40 años, denuncia ante la comunidad internacional el golpe de Estado del Presidente en funciones para renovar su mandato”, según el comunicado.

La coalición recuerda que Obiang violó en el pasado la Constitución del país, que le impidió presentarse a las elecciones en más de dos ocasiones, modificando la Ley Fundamental ” para mantenerse en el poder durante casi medio siglo “, y ahora -sostiene CORED-, vuelve “violando” por partida doble la Carta Magna, “precipitando” elecciones presidenciales sin respetar los plazos constitucionalmente establecidos, y llamando a los electores a elegir Presidente, pero también senadores, diputados y alcaldes de “la misma papeleta”.

“Al más pequeño adversario que se manifiesta se le detiene, o incluso se le mata, como lo fueron recientemente 15 , que se suman a los 310 que contamos hace un tiempo y esa cifra se cuenta por miles, que duermen en fosas comunes”, acusa la coalición.

CORED “solicita solemnemente” a la comunidad internacional que “pida al presidente Obiang que suspenda la organización de estas elecciones. También insta a los jefes de Estado y de Gobierno a exigir a quienes ostentan el poder en Malabo “la celebración de elecciones libres y transparentes con la presencia de todos los partidos de la oposición, incluidos los del exilio”.

La organización concluye que, teniendo en cuenta la vulneración de la Constitución ecuatoguineana y las condiciones en las que se celebran estas elecciones , de mantenerse, sus resultados “deben considerarse nulos”.

El Presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, en el poder desde 1979 más tiempo que ningún otro jefe de Estado del mundo, se presenta a un sexto mandato de siete años por el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), que nunca obtuvo menos de 90 % de los votos en cualquier elección hasta el día de hoy.

En las anteriores elecciones presidenciales, en 2016, Teodoro Obiang fue reelegido con más del 95% de los votos, pero la oposición y observadores internacionales acusaron al oficialismo de fraude contra la oposición.

Una vez más Obiang se enfrenta a su crónico aliado, Buenaventura Monsuy Asumu, líder del Partido de la Coalición Socialdemócrata (PCSD), que se presenta por quinta vez a las elecciones presidenciales del país ofreciendo al régimen un simulacro de democracia.

Por primera vez este año, y a pesar de que el partido que dirige -Convergencia para la Democracia Social (CPDS)- fue fundado a principios de la década de 1990, Andrés Esono Ondo, líder del único partido de oposición legalmente activo.

Otro partido de la oposición, ilegalizado en 2018, Ciudadanos por la Innovación (CI), fue atacado por las fuerzas de seguridad el 29 de septiembre y su líder, Gabriel Nsé Obiang, fue detenido junto con 275 simpatizantes .

Durante el operativo policial contra el partido murieron cuatro personas. Un día después de la acción policial fueron liberadas 135 personas. Varios testimonios recogidos por la agencia EFE indican que muchos detenidos sufrieron torturas y malos tratos.

Desde su independencia de España en 1968, Guinea Ecuatorial ha sido señalada por organizaciones internacionales de derechos humanos como uno de los países más corruptos y represivos del mundo.

Guinea Ecuatorial es uno de los nueve Estados miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) desde 2014, a través de algunos compromisos, como la abolición de la pena de muerte -formalizado el pasado mes de septiembre-, la introducción del portugués y una mayor apertura democrática.

Radio Macuto Facebook

Impactos: 815

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *