Corrían tiempos turbios
corazones entristecidos
llorando sus muertos
dias sí y noches también,
pero el Clan Datura
más sangre pedía,
sus ojos despreciabán
la fatalidad existente
mas su avaricia
más devastación ansiaba.

En su maldad
armas adquirió
militarizó la nación
mostrando poderío
ante un pueblo avasallado.
La única guerra
contra la pátria,
en el valle señalado
acurrucados todos
la masacre se realizó.

Nzeeberekum, el visionario
de pequeñeces no se alimenta
ideó la matanza masiva
azaña cumplida,
sangre jamás vista
testificaron los ojos
de ancianos e inocentes.
Haciéndole pulso al pueblo
airoso salió,
la gente se encogió
ninguna voz se escuchó.

Sociedad aterrorizada
ni un dedo se levantó
para pedir respuestas
por la destrucción masiva,
licenciados en estupidez
con aplausos y ovaciones
le volvieron a coronar.

R. Zingha

Radio Macuto Facebook

Impactos: 477

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *