En una entrevista con la agencia de noticias Lusa, María Jesús Bikene, abogada y activista de Guinea Ecuatorial, ha denunciado lo que considera un “debate monárquico” sobre la sucesión de Teodoro Obiang por parte de uno de sus hijos y ha reclamado elecciones libres, democráticas y transparentes.

Teodoro Nguema Obiang Mbasogo, de 78 años y en el poder desde hace más de 40, fue reelegido en 2016 para un nuevo mandato de siete años, pero los recurrentes rumores sobre su estado de salud han alimentado el debate sobre su sucesión, para la que supuestamente se está preparando su hijo y actual vicepresidente, Teodoro Nguema Obiang Mangue, conocido como Teodorin.

En esta ecuación ha aparecido otro hijo y actual ministro de Minas e Hidrocarburos, Gabriel Obiang, cuya discreción contrasta con la excéntrica vida de su hermano -objetivo de un proceso judicial por presunta malversación de caudales públicos- pero que recientemente ha visto su nombre involucrado en una presunta trama de corrupción expuesta en una investigación del diario Expresso con el consorcio OCCRP (Organized Crime and Corruption Reporting Project).

Esto no es normal. ¡Esto no es una monarquía, por favor! Esto es una república“, insistió María Jesús Bikene, en declaraciones a la agencia de noticias Lusa.

Lo que queremos es que haya elecciones libres, democráticas, transparentes y que el pueblo pueda elegir libremente al candidato que más le convenza. Esto es lo que queremos en este país y no que el poder pase de padres a hijos“, se quejó.

En las últimas elecciones, Teodoro Obiang, que lideraba una coalición de 10 partidos, incluido el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), del que es fundador, fue elegido con el 90% de los votos.

Esta coalición de partiditos satélites se llaman oposición, pero apoyan y hacen las mismas políticas que el PDGE“, afirmó.

Convergencia para la Democracia Social (CPDS, centro-izquierda), otra de las principales fuerzas de la oposición no tiene representación en el Parlamento, ni en ninguna estructura de poder a nivel local.

El partido Ciudadanos por la Innovación (CI), uno de los principales partidos de la oposición y el único de la actual legislatura que obtuvo un escaño en la Cámara de Diputados, vio suspendidas sus actividades en febrero de 2018.

Por ello, María Jesús Bikene no alberga expectativas de cambio político en el país en un futuro próximo.

Parece que el régimen se está radicalizando cada vez más“, dijo.

En un régimen, clasificado por las organizaciones de derechos humanos como uno de los más represivos del mundo, Maria Jesús Birkene señala el hecho de que, por el momento, no hay activistas detenidos.

Que la gente se mueva menos [por la pandemia] repercute en que no haya tantas detenciones, pero no creo que sea porque se respeten más los derechos“, consideró.

María Jesús Bikene denunció, por otra parte, la gran concentración de riqueza y propiedades en manos de Obiang y su familia, especialmente en la capital, Malabo.

Es del hijo, de la madre o del propio Obiang o de algún sobrino o hermana. La empresa de la Santa Trinidad [Obiang, esposa e hijo] es socia de casi todas las empresas, incluidas las extranjeras“, dijo.

Según la abogada y activista, es muy difícil que una empresa extranjera se instale y prospere en el país sin que la familia del Presidente esté involucrada.

En este contexto, señaló la reciente cumbre empresarial de la Confederación Empresarial de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CE-CPLP), celebrada a principios de mes en Malabo, considerando que «no fue más que una distracción» promovida por el régimen.

Aquí no hay seguridad jurídica. Si un país te dice que para que montes un negocio tiene que ser socio un familiar del Presidente o te piden algo, si eres un buen empresario tienes que saber que hay algo” que no está bien, dijo.

Por eso, cree que sólo atraerá a quienes quieran «ganar dinero y marcharse», y nunca a empresarios dispuestos a invertir su capital en el desarrollo del país.

La cumbre empresarial de la Confederación de Empresarios de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CE-CPLP) reunió durante tres días en Guinea Ecuatorial a unos 250 empresarios de Portugal, Angola, Mozambique y Cabo Verde, y concluyó con un mensaje de apertura de las autoridades a las inversiones y el turismo de los socios lusófonos.

Guinea Ecuatorial se convirtió en el noveno país miembro de la CPLP en 2014, uniéndose a Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor-Leste.

Agencia Lusa

Radio Macuto Facebook

Impactos: 913

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *