Daniel Luengo: “Guinea Ecuatorial no es pobre, sino que terriblemente desigual”

Daniel Luengo dirigiendo a The Panters-

Por Sebastián Díaz

Míster, míster, es el presidente y quiere jugar“. De un auto alemán de primera gama custodiado por seis 4×4 negras se bajó Ruslan Obiang Nguema, la máxima autoridad de The Panthers, uno de los dos clubes más importantes de Guinea Ecuatorial. Ruslan, además, es uno de los 31 hijos reconocidos por el presidente de la República, Teodoro Obiang Nguema, quien lleva más de 40 años en el poder después de un golpe de Estado, que consistió a groso modo en bajar y ejecutar a su tío para luego quedarse con el cargo. En el centro del campo de juego, Daniel Luengo, DT argentino de esos con currículum de trotamundo, entendió que no había muchas más opciones que hacerle un lugar en el equipo.

-¿Y qué tal jugaba?

-Me dijo que jugaba de 9, así que el delantero de los de pechera azul entendió solamente con una mirada que le tocaba dejarle el lugar. Y el presidente tenía buenos movimientos, interesante pegada, muy criterioso y con un físico imponente. Los compañeros, medio chupamedias, se la pasaban todo el tiempo para que haga un gol. Hasta que llegó uno de los custodios, le alcanzó el teléfono y se ve que era una llamada del presidente del país. Me agradeció y se fue.

Daniel Luengo en su presentación en África.
Daniel Luengo en su presentación en África

-¿Cómo hacías con el idioma?

-Guinea Ecuatorial es uno de los dos países africanos que tiene al español entre sus idiomas oficiales, pero lo hablan muy mal. Una mezcla de sus lenguas originales, francés, inglés, español… pero en el fútbol uno se puede entender con gestos y demás.

-¿Y cómo llegaste a un club de un país chico de África?

-Por Facebook. Me agregó un karateca de ese país que era fanático del fútbol y nos pusimos a hablar. Me pasó el contacto del presidente del club, le escribí y bueno… estuve en 2016 allá. Una experiencia inolvidable porque es un lugar complicado. Debe tener cerca de un millón y medio de habitantes (1.225.000 según el censo de 2015) y la capital es Malabo, que está en una de las islas. Tiene una parte del territorio en continente y el resto son islas. Y muchísima pobreza… cuando volví a Argentina, no podía ver una canilla abierta. La gente del lugar a veces tiene que caminar cinco kilómetros para tener agua. 

The Panters, el equipo que dirigió Luengo.
The Panters, el equipo que dirigió Luengo

Y es que en realidad Guinea Ecuatorial no es pobre, sino que terriblemente desigual. Es la tercera reserva de crudo de petróleo de África y tiene un PBI per cápita de casi 26.000 dólares, superando al de países europeos como Portugal o Grecia. El de Argentina, por ejemplo, es de 11.683. “El presidente del club tiene muchísima plata. Hace poco se casó en España con Miss Senegal. No reniego de lo que firmé, pero con el diario del lunes… me podría haber ido mejor“, repasa Luengo con Olé.

-¿Y te daba miedo pasear por el lugar? ¿Cómo te movías?

-No, miedo no porque no pasaba absolutamente nada. No existe prácticamente la inseguridad, son durísimos con los castigos y las penas. De hecho, te meten preso y la pasás muy mal si sos homosexual. No hay hombres o mujeres caminando de la mano, está prohibido. Después, para moverme usaba taxis que funcionan casi como colectivos, ja. Vos te subís y si alguien más lo para, se sube también y va llevando a todos a sus lugares.

-¿Y a vos cómo te trataron?

-Con muchísimo respeto. Imaginate lo que era enojarse y cagar a pedos a esos muchachos, llenos de músculos por todos lados. Son muy respetuosos. Igual una vez me pasó que pararon un partido y yo no sabía por qué. Se acerca uno de los colombianos del equipo y me dice que lo habían frenado porque la hinchada rival estaban gritándome cosas racistas, por mi color de piel.

-¿Y qué tal con los argentinos?

-Nos quieren muchísimo. Por supuesto que me rompían todo el tiempo con Messi. Pero también hablábamos sobre la organización, porque allá es muy precaria, y me preguntaban por Grondona. En serio. Nuestro fútbol es muy popular. Y obvio que Maradona también es un emblema.

Luengo junto a Andoni Goikoetxea.
Luengo junto a Andoni Goikoetxea

-¿Son buenos? ¿Hay talento?

-Sí pero tienen un problema grande y es que no tienen Inferiores. No existe la formación de un futbolista. Y eso se nota. A algunos les tuve que enseñar cómo parar una pelota, o un control orientado. Esas cosas no te pueden pasar cuando llegás a Primera. Pero hay mucha plata y la decisión de clasificar a un Mundial. Estuvo dirigiendo Andoni Goikoetxea, el español que fracturó a Diego cuando jugaba en Barcelona, pero se terminó yendo, no le fue muy bien. En un momento se me vino a la cabeza hacer Justicia y darle una buena patada, pero me contuve.

Olé/ Fuera de Juego

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *