Angola e Guiné Equatorial envolvidas em investigação à corrupção na Unaoil

Una investigación periodística sobre la empresa de Mónaco Unaoil denuncia la corrupción en el sector del petróleo y el gas en África, en particular en dos de los países lusófonos, Angola y Guinea Ecuatorial, con acciones judiciales ya en curso en el Reino Unido, Australia y los Estados Unidos.

Dirigida por los grupos mediáticos Fairfax Media y Huffington Post, la investigación periodística revela vínculos entre la empresa monegasca y una consultora australiana con oficinas en Kuala Lumpur, Leighton Offshore, revelando “decenas de miles” de correos electrónicos internos que prueban la existencia de sobornos a altas figuras angoleñas y ecuatoguineanas.

La investigación comenzó en 2013, cuando el histórico fabricante de coches Rolls Royce envió una comunicación a Unaoil anunciandole que dejaba de ser representante de la marca en Angola.

Era “la primera vez que se despedía a la empresa monegasca por razones relacionadas con la corrupción“, según la noticia, que cita el correo electrónico de Rolls Royce a Unaoil, en el que explican que deben “dejar de presentarse como intermediario comercial oficial de Rolls Royce en Angola“.

La causa final de esta decisión habría sido la información de los medios de comunicación sobre la participación de Unaoil en un acuerdo corrupto entre Leighton Holdings y altos funcionarios del régimen iraquí, que llegó rápidamente a otros clientes de Unaoil y pudo socavar la credibilidad de la histórica marca británica de automóviles.

La noticia publicada por los australianos Huffington Post y The Age afirma que “la divulgación del contenido de decenas de miles de correos electrónicos de Unaoil socava la afirmación de que se trata de una empresa seria, y expone la corrupción más escandalosa en la historia de la industria mundial del petróleo y el gas“.

En Angola, la investigación periodística señala con el dedo a Francisco Gonçalves, actual vicepresidente de Sonangol Sinopec International (una subsidiaria internacional de la empresa petrolera estatal de Angola) y hace referencia a un contrato de 1.125 millones de dólares en junio de 2010, “basado en nuestra relación y en una transacción comercial“, según un correo electrónico de Unaoil.

En Guinea Ecuatorial, otro ejemplo de las operaciones de la empresa en África, junto con Argelia, Túnez, el Congo, Nigeria y Sudáfrica, la investigación periodística afirma que el Presidente Teodoro Obiang recibió directamente 2 millones de dólares en 2003 para asegurar un contrato para Marathon Oil, una empresa petrolera estadounidense que desde entonces ha sido investigada por los tribunales de los Estados Unidos.

© Lusa

Radio Macuto Facebook

Impactos: 588

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *