Desde octubre de 2020, una espiral de represalias y contrarrepresalias entre los “dos primos” está en pleno apogeo. En una especie de guerra latente, los dos bandos evitan la diplomacia del desparpajo y las palabras altisonantes.

Los escenarios, los momentos de los sujetos, muchos son los elementos que permiten medir el estado actual de las relaciones y oposiciones, no siempre fracturas, entre Yaoundé y Malabo.

Tras la firma, el 21 de julio de 2020, de un acuerdo de cooperación en materia de seguridad en su frontera común, se ha producido una normalización sin calores entre Camerún y Guinea Ecuatorial. Como resultado, durante varias semanas, en ambos lados, hemos sido testigos de un ballet de diplomáticos instruidos en alta dosis. El 7 de enero de 2021, Ferdinand Ngoh Ngoh fue recibido en audiencia en el Palacio del Pueblo de Malabo por el Presidente guineano Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. Durante este viaje oficial, el Ministro de Estado, Secretario General de la Presidencia de la República de Camerún hizo todo lo posible por minimizar las diferencias entre su país y Guinea Ecuatorial.

“Vine como enviado especial de Su Excelencia el Presidente Paul Biya a su homólogo y hermano el Presidente Obiang, que me recibió muy bien. El propósito de mi misión era llevar un mensaje del presidente a su hermano y amigo, el presidente Obiang Nguema.Un mensaje que tiene que ver con el fortalecimiento de las excelentes relaciones de cooperación que existen entre Camerún y Guinea Ecuatorial”, dijo el SG/PRC a su salida de la audiencia.

Si estas palabras nos han enseñado algo, es precisamente la falta de detalles. Lo mismo ocurre con el tuit de Paul Biya del 22 de diciembre de 2020. “He recibido hoy en audiencia al Ministro de Estado de Guinea Ecuatorial encargado de la Integración Regional, el Sr. M Hoy he recibido en audiencia al Secretario de Estado para la Integración Regional, Sr. Baltasar Engonga-Edjo, portador de un mensaje de fraternidad del Presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo“, escribió entonces el Presidente camerunés.

De la estrategia a la postura.
Para descifrar el conjunto, Malabo y Yaoudé evitan la diplomacia del alboroto y el lenguaje altisonante. “Una de las partes quiere liderar una estrategia en lugar de adoptar una postura. Camerún espera que los conflictos de soberanía se resuelvan por la vía de la diplomacia y no por la política de hechos consumados que lleva a cabo Guinea Ecuatorial“, afirma Belinga Zambo.

Según el politólogo, si la referencia a la tregua es abusiva por ambas partes, el hecho es que el brote de fiebre es real. Según el diario Le Messager, desde octubre de 2020, una espiral de represalias y contrarrepresalias está en pleno auge informativo entre los dos primos. Y el periódico informa que,el barco camerunés “Dona Simoa” está inmovilizado frente al puerto de Malabo y que los miembros de su tripulación están detenidos en los puestos de la gendarmería guineoecuatoriana.

Según fuentes, este infortunio se debe a que Malabo reclama casi todo el espacio marítimo que le delimita de su vecino camerunés. En Yaundé, nos enteramos, se repite todos los días que la libertad de navegación debe prevalecer en estas aguas estratégicas, por donde pasa el transporte de mercancías e hidrocarburos.

Y luego está el “caso CCEI BANK“. Según Jeune Afrique, desde hace algún tiempo, las relaciones entre el Presidente Obiang Nguema y el multimillonario camerunés Paul Fokam ya no estaban en buena forma, ya que el Jefe de Estado guineano había constatado una falta de “claridad en las transferencias entre el CCEI BANK y la filial camerunesa“. La revista panafricana señala que el Presidente Obiang Nguema se planteó durante un tiempo una expropiación del Grupo Afriland First sin ninguna indemnización, antes de cambiar de opinión.

La operación, que también incluye el 13% que posee Afriland First Bank, la filial camerunesa del grupo, en la mesa redonda de CCEI Bank Equatorial Guinea, se cerró en julio de 2020, por un importe de unos 30.000 millones de francos CFA. Así, el Estado guineano, propietario de sólo el 10% de los activos, pasa a tener el 76 del capital con la salida del camerunés, frente al 15% de los privados y el 9% del grupo Abayak, controlado por la familia Obiang Nguema.

camerounlink.com

Radio Macuto Facebook

Impactos: 889

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *