Por Ristel Tchounand

Guinea Ecuatorial prevé un crecimiento positivo para este año, que sería – caso de producirse- el primero tras ocho años en números rojos. El país petrolero centroafricano apuesta por el gas y el sector terciario, en un momento en que el gobierno se enfrenta a la segunda ola de contaminación de Covid-19. ¿Puede realmente invertir la tendencia?

¿Podría el año 2021 traer buenas noticias para la economía de Guinea Ecuatorial? Por parte de Malabo, la respuesta es afirmativa. Aquí, los expertos del Instituto Nacional de Estadística de Guinea Ecuatorial (INEGE) apuestan por una vuelta al crecimiento en un 2,8%, tras ocho años de recesión, según un informe publicado recientemente. Esta esperada recuperación se vería impulsada “principalmente” por “el aumento de la producción de gas y la progresiva recuperación de ciertas actividades del sector terciario, respecto al año 2020, como el comercio, el transporte, la administración pública, etc“.

PIB Guinée E

Previsiones que contradicen al Banco Mundial y se unen a las del FMI y del BAfD (Banco Africano de Desarrollo)
Si estas previsiones contrastan con las del Banco Mundial, que espera una nueva recesión (-2,8%) en Guinea Ecuatorial en 2021, están sin embargo en línea con las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI: 2,2%) y del Banco Africano de Desarrollo (BAfD: 2,6%).

En sus perspectivas económicas publicadas en marzo, el BAfD también considera que el proyecto gasístico de Guinea Ecuatorial tiene el potencial de insuflar vida a esta economía petrolera, que ha sufrido considerablemente la perturbación de los mercados internacionales en los últimos años. Pero no sólo eso. La diversificación económica en este país centroafricano es una urgencia desde hace casi una década. Y mientras la aplicación del plan estratégico nacional para 2035, diseñado para promover la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para 2030 y la Agenda 2063 de la Unión Africana (UA), se esfuerza por ser eficaz, la crisis de Covid-19 no ha hecho más que remachar el clavo [empeorarla].

La economía nacional está “casi” preparada para la diversificación, según el ministro
Además, durante su discurso a la Nación el 12 de octubre de 2020 con motivo de los 52 años de independencia del país, el Presidente Teodoro Obiang Nguema Mbazogo dijo en alto lo que mucha gente pensaba en voz baja. “Estos planes económicos parecen una hazaña inalcanzable“, dijo, animando a los ecuatoguineanos a que “nada es imposible si nuestra voluntad y determinación son firmes“.

Desde entonces, Malabo no deja de mostrar su optimismo. En la conferencia anual de la Comisión Económica para África de las Naciones Unidas, el ministro ecuatoguineano de Economía y Finanzas, Valentim Ela May, declaró las intenciones del gobierno:

La diversificación económica es un reto histórico, llevamos trabajando en ello desde la creación del Plan Nacional de Desarrollo Económico. […] Guinea Ecuatorial está casi lista para diversificar su economía.

Casi“. La precisión merece la pena. La tarea no será fácil para un país que sólo se ha acostumbrado a vender petróleo y gas en bruto durante décadas, sin ningún esfuerzo real por desarrollar los demás sectores de la economía. El resultado: los hidrocarburos representan cerca del 85% del PIB y más del 94% de las exportaciones en 2015, según el FMI.

Otro factor que hace que la diversificación económica sea un reto importante en este país es lo que el BAfD llama «la debilidad estructural de un capital humano insuficiente«. “El país tiene un déficit de aptitudes técnicas, especialmente en materia de gestión y gobernanza de las finanzas públicas, que impide la aplicación efectiva de su política de transformación económica y social“, señalan los expertos de la institución panafricana. Cabe señalar que las explosiones de los campamentos militares el pasado mes de marzo en Bata, la capital económica, han ampliado los retos del país, hasta el punto de que el gobierno ha pedido ayuda a los países vecinos y a la comunidad internacional.

Guinea Ecuatorial, una de las naciones más pequeñas del continente, tiene una superficie de 28.051 kilómetros cuadrados y una población de 1,356 millones de habitantes. Para salir de su dependencia del petróleo, Malabo apuesta ahora por el desarrollo de la pesca, la agricultura y, sobre todo, el turismo, para el que el país está lleno de potencial, hasta ahora poco explotado.

Pesimismo entre los analistas ante la combinación de varios factores
A pesar de este potencial, los analistas no comparten necesariamente el optimismo mostrado por las autoridades ecuatoguineanas. Al contrario. Especialmente después del controvertido programa de préstamo de 280 millones de dólares del FMI a Guinea Ecuatorial en 2019, el país que ha recibido entretanto sólo 40 millones de dólares, tiene dificultades para seguir negociando. Un reciente informe del Ministerio de Finanzas de Francia revela que, a diferencia de los vecinos de la subregión centroafricana, las conversaciones entre la institución de Bretton Woods y el gobierno ecuatoguineano “están menos avanzadas“. La causa, como informó The Economist el pasado mes de enero: las fuertes críticas de las ONG internacionales sobre la corrupción y la gestión opaca de los ingresos del petróleo y el gas, apoyadas por las diversas causas judiciales internacionales de Teodorin Obiang Nguema Mangue, vicepresidente e hijo del jefe del Estado.

Creo que Guinea Ecuatorial va a estar en una situación preocupante desde el punto de vista económico“, afirma Abessolo Meka, analista económico entrevistado por La Tribune Afrique. “Será difícil lograr un crecimiento positivo en un contexto de inaccesibilidad a nuevos capitales, a la espera de la renegociación con el FMI, combinado con una deuda muy elevada. Además, la necesidad de mantener los equilibrios no permite al país utilizar sus propios recursos para financiar inversiones e importaciones de bienes. En la situación actual, con el descubrimiento de nuevas variantes de Covid, todavía no estamos fuera de peligro“, explicó.

El 12 de abril, el gobierno decidió reforzar las medidas anti-Covid ante la segunda oleada de contaminaciones. Las escuelas llevan tiempo cerradas en Malabo y Bata, así como las instalaciones recreativas de todo el país. Los usuarios deben presentar una prueba PCR, un certificado de vacunación y un permiso de viaje para desplazarse. Las autoridades también han reducido los vuelos comerciales de pasajeros a dos por semana para las compañías nacionales y uno para las internacionales. Esto volverá a frenar cualquier repunte económico.

Creo que somos mucho más pesimistas para la CEMAC en general y en particular para Guinea Ecuatorial por la no diversificación de su economía, que se basa principalmente en las exportaciones de petróleo, cuando sabemos que el precio del petróleo está estancado y que la economía mundial no pasa por su mejor momento«, afirma Abessolo Meka. Y aunque el país lograra un crecimiento del PIB del 1 o el 2% en 2021“, continuó, “no podría ser un crecimiento que abriera la puerta al desarrollo inclusivo mientras no se inicie la diversificación económica, en un momento en que las importaciones siguen siendo excesivamente costosas para Guinea Ecuatorial a pesar de los bajísimos aranceles aduaneros dentro de la CEMAC, especialmente para los productos de consumo“.

Los primeros resultados de la diversificación en 2023
2023 será el año de las próximas elecciones presidenciales, a las que el Presidente Teodoro Obiang Nguema Mbazogo parece dar a entender que no se presentará, sospechándose sin embargo que intenta allanar el camino a su hijo, el Vicepresidente. Pero también será el año de las primeras revisiones intermedias del plan nacional de diversificación económica. Los analistas lo ven como una oportunidad para que el país cree sinergias con sus vecinos mejor situados según el sector.

La estrategia ecuatoguineana se centra principalmente hacia dentro. En mi humilde opinión, el Gobierno podría haber avanzado hacia la creación de empresas mixtas de producción agrícola, es decir, que desde Camerún, por ejemplo, inviertan, exporten y repatríen los ingresos a Guinea Ecuatorial“, explica. “Es una estrategia que ya ha funcionado en países sin litoral o pequeños como Japón. Las plantas de fabricación y ensamblaje de automóviles se fueron a los mercados que podían absorberlos. Por ejemplo, las explosiones de ventas de Toyota en los años 70 no se produjeron en Japón, sino cuando Toyota decidió construir en el mayor mercado automovilístico de la época, que era Estados Unidos“.

Mientras el mundo espera volver a la normalidad en el cuarto trimestre de 2021, gracias sobre todo al despliegue a gran escala de vacunas contra el Covid, los países africanos también se activan. Guinea Ecuatorial, que recibió sus primeras dosis de vacunas e inició la operación de vacunación en febrero, está recibiendo ayuda de la oficina nacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para controlar la situación epidemiológica actual. Mientras tanto, el foco de atención sigue estando en las autoridades para ver cómo adaptan concretamente su estrategia con el fin de reconducir la economía y volver al crecimiento en positivo.

Afrique.La Tribune

Radio Macuto Facebook

Impactos: 440

Un comentario en «Guinea Ecuatorial: cómo el país petrolero de África Central planea salir, en 2021, de 8 años de recesión»
  1. No se puede vivir unicamente de hidrocarburos. Hace anos escribí un articulo donde explicaba que la ausencia de una gestión económica coherente tendría repercusiones terribles para este país.
    Que las presiones hacia la empresas mataría tarde o temprano el empleo. Para terminar, explicaba que la falta de un programa de diversificación seria un caos en un país donde ninguno de los gobernantes dispone de la facultad intelectual que se le exige a un responsable. Sus únicas preocupaciones se han basado en tener : mansiones, esclavos, fulanas, festejar y pavonearse por las aceras del mundo,etc.
    Este país no dispone de una estructura de poder consciente ya que son todos estúpidos y que por el mero hacho de ser miembro de este desgobierno ya se consideran lo que no son.
    Comentaba a unos amigos, que este país es peor que el reinado de caligula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *