Por José Euegenio Nsue

Ascienden a 24 los muertos del cayuco de El Hierro, dos de ellos menores‘ (Laura Bautista: @ABC_Canarias. 30/04/2021).

Está claro que el fenómeno de la inmigración no es nada novedoso; desde que existe la humanidad, desde que el mundo fue creado, ha habido inmigración: las aves emigran, los animales de todas las especies emigran, hasta las semillas de los árboles así como los insectos también emigran. Antes de Cristo ya existía el fenómeno de la inmigración, asimismo las causas que fomentan dicho fenómeno han sido siempre las mismas: la pobreza, las enfermedades (pandemias), el hambre, la hambruna, las persecuciones por raza, religión o ideología; en el resto de las especies, la causa fundamental de la emigración suele ser por el instinto de supervivencia (la búsqueda de los alimentos).

En la historia humana, leemos en el Éxodo (Biblia) de cómo los israelitas huyen de Egipto y durante 40 años atraviesan el desierto de Sinaí y el Mar rojo hasta su establecimiento en Canaán, o en el Corán donde nos hablan de la Hégira, que es el traslado o huida de Mahoma de la Meca a Medina; después, con la Revolución Industrial del siglo XVIII la humanidad (Europa) conoció el éxodo rural en el cual muchas personas abandonaban sus vidas campestres para instalarse en las urbes que se estaban construyendo en torno a las grandes industrias (fábricas, ferrocarril…). ¿Qué decir de esta otra inmigración forzosa que padecieron los negros a manos de los colonos europeos tras el descubrimiento de América en el siglo XV donde los trasladaban una vez cazados desde África al nuevo continente como esclavos para trabajar las tierras, o los europeos de las posguerras (España, por ejemplo después de la Guerra Civil de 1936), que huían de la miseria hacia América, Asia y Oceanía en busca de la prosperidad?

La cuestión es que en pleno siglo XXI todo el continente africano sigue padeciendo exactamente el mismo fenómeno. A diario vemos cómo llegan cientos de miles de africanos en las pateras (cayucos) a España e Italia principalmente arriesgando sus vidas, otros asaltan las vallas de Ceuta y Melilla para llegar a España; muchos se meten debajo de los camiones y grandes trailers o en los contenedores que cruzan el estrecho procedentes de Marruecos.

Hablando con algunos supervivientes ya que la inmensa mayoría de los que intentan llegar al Primer Mundo clandestinamente, muere en el intento ya sea en los desiertos del Teneré entre Níger, Chad y Argelia; en el de Sáhara en el África del Norte sobre todo mueren en el Océano Atlántico, no por nada se le conoce a este Océano como el mayor cementerio del mundo; es imposible saber con exactitud cuántas personas mueren anualmente en el Atlántico en sus intentos por cruzarlo porque no hay censo ni control en los sitios de donde embarcan; ellos cuentan las de Caín que tienen que pasar hasta llegar a esta “tierra prometida”, Europa; de cómo los hermanos africanos libios les tratan como esclavos, los venden a los mejores postores, les torturan, les violan; en Marruecos otro tanto; los subsaharianos que alcanzan llegar hasta ahí son tratados por la policía marroquí de forma inhumana, viven clandestinamente hacinados a la espera de embarcarse, y son explotados en todos los sentidos; no tienen ningún derecho. Todos pagan a las mafias grandes cantidades de dinero para poder conseguir una plaza en las pateras.

¿Qué demuestra esta situación de los africanos que huyen despavoridos de sus países?: demuestra el fracaso del continente africano. No hay un solo país africano que se salva de la fuga masiva de sus jóvenes que huyen de la miseria, de la falta de oportunidades educativas, laborales o sanitarias en busca de una esperanza para una vida digna. Mientras en los demás continentes la prioridad de todos los gobernantes es solucionar los problemas de los ciudadanos, buscar el bienestar general, fomentar empleos dignos y para todos (por eso es noticia y preocupación cuando como en España el paro alcanza cotas insoportables como el 16%); dotar a sus países de los mejores y modernos hospitales para la salud de sus ciudadanos, de mejores universidades para que sus jóvenes se formen, sean los mejores, competitivos y contribuyan al desarrollo de sus naciones; combaten las injusticias, las desigualdades y legislan en beneficio de las libertades individuales, el bien común y la felicidad colectiva; en cambio los africanos se dedican a saquear, expoliar y arruinar sus naciones para traer los recurso con los que debían construir y modernizar sus países a occidente, guardarlos en los bancos occidentales y vienen a comprar mansiones a Europa y América como si tuvieran doble vida o como si van a seguir viviendo en la otra vida; ¿alguien ha visto a un gobernante occidental comprando mansiones en África y guardando sus dineros en los bancos africanos o enviar a sus hijos para estudiaren alguna universidad africana o mandar a sus consortes a dar a luz en algúnhospital africano?; nuestros gobernantes menosprecian la ley, son incapaces de fomentar empleos dignos para su población, saneamiento y adecentamiento de las ciudades; son incapaces de dotar a sus naciones de sistemas sanitario y educativo adecuados y equipados que den respuesta a las demandas y necesidades nacionales. Las tasas de desempleo en África ronda el 70% de la población activa, sobre todo entre los jóvenes y mujeres; el analfabetismo está al alza, la inseguridad y la violencia está al orden del día (las bandas organizadas de delincuentes así como los terroristas campan a sus anchas), los conflictos tribales, étnicos y religiosos han minado el continente; el nepotismo, el enchufismo y las dictaduras son las características de los gobernantes africanos. El colmo es que a pesar de que África está conociendo la fuga de cerebros, el éxodo de la juventud hacia occidente en busca de una vida mejor, a pesar de que a diario se ve, se comenta y se cuenta el drama de los miles de africanos que perecen en ese intento por alcanzar Europa, eso no les dice nada a los gobernantes africanos, esa no es su preocupación, no va por ellos, hasta los hay que se lucran en ese ‘negocio’ de la inmigración clandestina al recibir sobornos (ayudas) de los gobiernos europeos para que controlen y vigilen a sus ciudadanos para que no arriesguen sus vidas. No se ha oído ni una sola voz crítica ni lamento parte de los dirigentes africanos por el drama que padecen sus conciudadanos, quieren perpetuarse en el poder y luego pasárselo a sus descendencias. África está resultando un continente fallido; su clase de dirigentes es un fracaso sin ambages.

¿Qué hace Europa, mientras? Europa hace gala de su característico cinismo. A pesar de ser cómplice de la situación africana no sólo por el expolio de sus empresas, sus políticas de cooperación y sostenimiento de las dictaduras africanas; son igualmente incapaces de controlar y evitar a que no se muera tanta gente.

Algunos dirigentes como el Dr Sánchez y su Sancho Panza hasta ayer, Iglesias, tras ir a recibir en Valencia a un grupúsculo de inmigrantes que el barco de la ONG Open Arms trajo de Italia a principios de su mandato que se interpretó como una otra manera de tratar a los inmigrantes y ellos se convirtieron en abanderados de las causas nobles, desde entonces no se ha vuelto hacer nada absolutamente a favor de los inmigrantes, ni para regularizar su situación (la ley de extranjería sigue siendo la misma), ni dan asilos a los perseguidos y los que proceden de países en conflicto; las expulsiones se sigue llevando a cabo y masivamente; muchos inmigrantes siguen muriéndose en el mar. ¿No habíamos quedado en que la izquierda trataba mejor a los inmigrantes? ¡¡Demostradlo, caramba!!

Así lo pienso y así lo digo; ¿qué os parece?

Radio Macuto Facebook

Impactos: 468

4 comentarios en «La inmigración ilegal, fracaso de África y verguenza del Occidente»
  1. África, áfrica, áfrica, este continente maldito es como lo califico Nicolás Sarkozy en su discurso de Dakar el 26 de julio del 2007.

  2. El continente que no sabe reflexionar. GE es el culo de Africa. Es un pais que cree sacar titulo universitario es lo mismo decir intelectual. Ahora tantos titulos universitarios que tenemos en el pais

  3. GE ,un pais lleno de zombies ,muertos vivos y efermos mentales empezando por Teodoro Obiang, y lo ha transmitido a su propio pueblo. Universitarios van bailando por un mortal. Otros van vestiendose
    de camisa con foto del dictactador. Se dicen que son intelectuales.. Otros dicen que defiende el pan.
    Tienen cabezas y sus cerebros funcionan como una bicicleta sin marcha atras. Como trenes que no tienen marcha atras. Solo creer lo que dice el dictador. Que ha declarado culto a su persona,, es inmortal. Sus estatuas se encuentran en Malabo y Bata..La Iglesia se ha quedado de nombre sin servicio.. Un pais sin plan. Todo ha perdido el significado original. El autentico Sodoma y Gomora.. Expresiones Satanicas y diabolicas: el hijo no es el que lo engendra,sino quien lo cuida. Nadie cuestiona nada. Solo hay que creer .
    Mujeres con hijos con diferentes padres ,ideologia apoyada por la Iglesia y sectas. Vivimos en un pais sin moral alguna. Una prostitucion abierta y declarada.

  4. Mejor dicho:
    Fracaso de la Colonización de los gobiernos de Occidente y Vergüenza de los dirigentes Africanos.
    Los flujos migratorios irregulares, son actos revolucionarios contra el neocolonialismo, lo denuncian con toda claridad y contundencia.
    Antes iban a buscar esclavos en barcos negreros; Ahora vienen los negros solos, pagando su traslado en pateras y cayucos, son revolucionarios, que no se resignan a vivir en la indigencia y sin dignidad ni derechos. Son valientes y mueren luchando por sus derechos a migrar: Art. 13 y 14 de la carta de los Derechos Humanos. La lucha continua y la victoria es segura. Ubuntu para mis hermano/as migrantes. Vamos a cambiar de paradigma y hablar de MOVILIDAD HUMANA. HUBUNTU PARA TODAS LAS VIDAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *