Por Pape Ismaïla CAMARA

El domingo pasado celebramos el Día Africano contra la Corrupción, designado por la Unión Africana hace cinco años. Varios países africanos llevan tiempo luchando contra los altos niveles de corrupción. Para contrarrestar esta insidiosa tendencia, la Unión Africana adoptó una convención regional contra la corrupción, la AUCPCC. Casi dos décadas después, muchos países siguen retrasados en su aplicación“, afirma Transparencia.

Según la ONG internacional, no hay duda de que los gobiernos africanos deben hacer más. Pero las naciones occidentales no pueden eludir su responsabilidad de fomentar e incluso alimentar la corrupción en África.

Conjuntamente, se estima que los países africanos pierden al menos 50.000 millones de dólares al año por los flujos financieros ilícitos. Son miles de millones que se canalizan a través del sistema financiero mundial y que a menudo acaban aparcados en cuentas bancarias extranjeras o en mercados inmobiliarios.

Por ejemplo, Guinea Ecuatorial. Hemos escrito mucho sobre Teodorín Obiang -el hijo del presidente de Guinea Ecuatorial, pero también vicepresidente del país-, cuyo gusto por el lujo le ha hecho famoso en todo el mundo.

Pero las nuevas revelaciones de valientes periodistas de investigación muestran una imagen más completa de la cleptocracia en Guinea Ecuatorial. Una reciente investigación transfronteriza ha revelado cómo Gabriel Mbega Obiang Lima -el otro hijo del presidente, que es ministro de Petróleo del país- podría haber malversado millones en fondos públicos y sobornos en el extranjero. Los periodistas han rastreado una red internacional de empresas de fachada y propiedades vinculadas a Gabriel Lima, incluida una empresa chipriota y sus filiales en otros países“, dice la nota del semanario.

Otra investigación sobre corrupción, publicada ayer, implica a otras dos personas vinculadas a los Obiang, que convenientemente dirigen la compañía petrolera estatal de Guinea Ecuatorial.

Los periodistas han relacionado a la poderosa pareja de la industria petrolera con propiedades de lujo en todo el mundo que ni siquiera sus elevados salarios pueden explicar. En Chipre, por ejemplo, supuestamente son propietarios de una villa de 2,5 millones de euros que compraron para -lo han adivinado- obtener pasaportes europeos dorados.

La comunidad internacional debe hacer mucho más difícil, si no imposible, que los cleptócratas se beneficien del producto de sus delitos, disuadiéndolos de robar a su pueblo en primer lugar.

Precisamente por eso hemos pedido a las administraciones avanzadas que acaben con el secretismo sobre la propiedad de las empresas, que impongan sanciones disuasorias a los bancos que transfieren fondos sospechosos, que aborden la opacidad en los sectores de la inversión y la propiedad inmobiliaria, y que pongan fin a los escandalosos sistemas de pasaportes“, afirma Transparencia.

Pero los corruptos y sus facilitadores tienen poco interés en cambiar el statu quo y, al mismo tiempo, enormes recursos para ejercer presión contra nuestras propuestas.

Transparencia Internacional está luchando contra ellos. Y necesitamos todo el apoyo posible para desbaratar la corrupción transnacional que más perjudica a la gente en países como Guinea Ecuatorial“, afirma la ONG.

Radio Macuto Facebook

Impactos: 675

Un comentario en «Resumen semanal de Transparencia Internacional: Los Obiangs, el petróleo y la oligarquía predominan»
  1. Si un pobre intelectual sube al poder, lo destroza todo.
    Si un hijo analfabeto nace con una cuchara dorada, pierde el sentido de la realidad.
    Si unos parientes que se han dedicado ha la caza, se les otorga una responsabilidad en el gobierno, seguirán cazando porque es lo único que saben hacer.
    Si un hermano, sobrino, tíos…etc, no tuvieron acceso a la educación, se dedicaran al robo.
    Si las fulanas dan el culo para sobrevivir, se creara una sociedad estúpida.
    Los pocos que han cursado estudios serán atrapados por la cleptomanía.
    Las lagrimas no sirven para el consuelo, levantaros y luchar para la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *