Por José Eugenio Nsue

Que la República de Guinea Ecuatorial se ha convertido en un verdadero campo de concentración para los guineanos, una prisión a cielo abierto desde la independencia donde sus habitantes son tratados como los judíos durante el Holocausto, torturados despiadadamente (muchos mueren en las cárceles por esas torturas; el último ha sido el hispano-guineano, Julio OBAMA, en la cárcel de Oveng Azem, Mongomo; fue secuestrado en Sudán del Sur en 2019 y cuyo cadáver tienen oculto; del hambre y enfermedades curables por falta de medicamentos y hospitales; o por falta de trabajo…); no pueden viajar libremente ni por el país ni mucho menos fuera de él, todo está lleno de barreras y controles policiales, las fronteras cerradas día sí día también, los alimentos básicos escasean, la educación ni es gratuita ni de calidad; según el Banco Mundial, Guinea Ecuatorial es el segundo país de toda África con la tasa de pobreza más alta solo detrás de Sudán del Sur, 76.80%; la libertad de expresión es un tabú, está prohibida hasta tal punto que no puede haber ningún tipo de prensa ni escrita, ni radiofónica, ni televisiva fuera del oficial. Todo eso se sabía y se sabe, la población resignada, acepta vivir así y vota por la continuidad para que la misma familia que le viene maltratando desde hace cinco décadas, continúe haciendo exactamente lo mismo.

Ahora el relevo de su padre, un fantasma deambulante, Nguema Obiang Mangue que ya ejerce de Jefe de Estado, está superando con creces a su padre en menos de dos años; si el padre disimulaba un poco y trataba de guardar las formas, el hijo pasa de todo y de todos, no necesita a nadie ni nada; se ha hecho con todos los poderes y se siente a gusto porque nadie absolutamente puede u ose toser en su presencia. Ordena arrestos domiciliarios ipso facto, cesa fulminantemente a cualquier miembro del gobierno nombrado por su padre a través de un decreto presidencial, prohíbe la salida del país hasta los miembros del Gobierno del que forma parte. Antes su padre, en vida, le había nombrado Vicepresidente de Estado, figura no contemplada en la Carta de Akonibe (Constitución) cuando le nombró, por consiguiente carecía no sólo de legitimidad sino también de función por lo que el padre le encargó la defensa y la seguridad; ahora que el padre o está desahuciado o desaparecido, él mismo se ha arrogado ser el Jefe de Estado y del Gobierno, Coordinador Ejecutivo del Gobierno, Magistrado Supremo, Fiscal General del Estado y Anticorrupción, Comisario y Jefe Superior de policía, Comandante en Jefe de los ejércitos tierra, mar y aire, etc, etc.

Lo peor es que carece de facultades tanto mentales como psíquicas, así como las aptitudes para encarnar cualquiera de las funciones que se atribuye; es tan tonto que no sabe leer ni escribir, ni siquiera sabe preguntar ni escuchar, obra a lo tun tun y se mueve por los instintos primarios, es un primitivo. Esta vez nos ha salido con crear en el nuevo organigrama del acostumbrado abultado Gobierno que están diseñando una Dirección General de Ciberseguridad; o sea, una especie de Gestapo (Policía Secreta del Estado en Alemania nazi de Hitler), Tribunal inquisitorial (antiguo tribunal eclesiástico establecido para descubrir y castigar las faltas contra la fe o las doctrinas de la iglesia en España durante el siglo XVI); para perseguir, detener, torturar hasta matar a los que difunden, suben, comparten, hablan, critican o leen las noticias de su familia presidencial o graban audios para él difamatorios, falsos o bulos; para ello insta a la Fiscalía a crear “leyes que ayuden a procesar a todos aquellos que divulguen en un futuro información falsa en las redes sociales, con el objetivo de desestabilizar el país”.

Ese sujeto es incapaz de entender que en un Estado que se precie, las leyes (penales sobre todo) las hace el Poder Legislativo, es decir el Parlamento, las aplican los Jueces y los Magistrados que son el Poder Judicial. Hacer leyes ad hoc, es propio de regímenes despóticos y dictatoriales; criticar o censurar al gobierno o sus miembros en ningún caso puede ni debe ser un delito, salvo en los países totalitarios como Guinea Ecuatorial; los bulos o fakes news existen en todos los lados, son inevitables e imposibles de prohibir, el antídoto de los bulos es la transparencia y la información verídica que carece el país que él preside aunque nominalmente se le conoce como Vicepresidente, encargado de la seguridad y defensa; decir falsamente que el Jefe de Estado o Presidente del Gobierno ha muerto, nunca puede considerarse ofensa o injuria ni una desestablización de un país, en todo caso de haber tribunales verdaderos y fiables y una verdadera justicia en el país, los injuriados, calumniados u ofendidos podrían acudir a ellos, interponer las querellas correspondientes contra sus injuriosos, calumniadores u ofendores y no convertir ese caso en un tema o cuestión de Estado, movilizar a todos los estamentos e instituciones estatales como si no hubiera asuntos mucho más graves e importantes de los que ocupar. Convocan a los Ministros de Seguridad, Correos, Transportes,Telecomunicaciones y al Fiscal General de Estado para hablar de los infundios sobre el fallecimiento de su padre, y no reúne a nadie para investigar el asesinato de Julio OBAMA MEFUMAN en una cárcel, o hablar de los niños menores carreteros que transportan mercancías en los mercados para así poder ayudar a sus paupérrimas familias y no van a clase por falta de medios, o de las montañas de basura que invaden las calles y mercados de Malabo y Bata, focos de enfermedades e infecciones, o la escasez y carestía de los alimentos básicos, la falta de trabajo para la inmensa mayoría de la población en edad de trabajar, o los abusivos precios de las telefonías para el Internet y WhatsApp…

Y la población de por sí acobardada compuesta de pobres mentales, le ha entrado aún más el canguelo y se mortificará dejando de leer, escuchar o compartir artículos, vídeos y audios como en tiempos de Macías cuando la gente se negaba escuchar la radio o la bajaba al mínimo el volumen para que la ‘juventud en marcha’ no les delataran por escuchar emisoras subversivas; como el pueblo guineoecuatoriano está lleno de chivatos y traidores, con esta nueva ocurrencia del Tonto Nacional, seguro que muchos estarán frotándose las manos porque se van a forrar por traicionar, delatar y chivar a los demás, hasta los propios parientes; el guineano es experto en hacer el mal a los otros a cambio de nada.

Publicidad

No sé si Tontorín saldrá con la suya con su Dirección de Ciberseguridad para ‘bunquerizar’ a su familia; lo que no tiene vuelta atrás es la veda que ha abierto para que la manada de hienas de los hijos de su padre, un fantasma deambulante, libre una feroz y encarnizada lucha fratricida por el control del coto privado de su padre. Si en la semana pasada fue Nguema Obiang quien golpeó y humilló al hermanastro Ruslán Obiang en público y directo ordenando su arresto y degradándole de todas las funciones como parte de la herencia que su padre le había dejado, esta semana éste le ha devuelto el golpe desvelando y revelando documentalmente las mamandurias y mordidas del clan de cleptómanos de esa maligna familia y todos los que les rodean.

Señores; prepararos para oír y ver cómo se las repartían entre todos. Por cierto, ¿por qué hablar tanto de los 700.000€ de Ceiba y no de la maleta de divisas con millones de euros encautada en Brasil o los más de 7 millones de euros que dicen que pagaban por el mantenimiento de la flota aérea de la compañía y nunca llegaban a sus destinatarios? ANE NSILÍ (ES UNA PREGUNTA).

Así lo pienso y así lo digo; ¿qué os parece?

Radio Macuto Facebook

Impactos: 475

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *