El apocalipsis de la gente tóxica y del imperio del mal: El régimen de Obiang Nguema Mbasogo

RURXE1702.JPG

Por Hugo Ndong Owono Edu.

La gente tóxica y manipuladora tiene un tiempo límite, como rige toda la naturaleza y sus leyes; esta realidad se ha acertado hoy por hoy en nuestro país Guinea Ecuatorial. Llevamos más de 42 años que, el régimen del tirano y sanguinario Teodoro Obiang Nguema nos tiene hartos en su politiqueo propagandístico, en llamar a toda la oposición enemigos  internos y externos, detractores de la paz, traidores, que la oposición vendrá a asesinar a toda la población y una serie de sandeces; solo para alimentar el odio, la separación, la confusión, la inmoralidad generalizada de forma continuada a nivel generacional. Los hechos y los sucesos que día a día ocurren actualmente en todo el territorio nacional, nos demuestran lo contrario y esto se demuestra por algunas de los acontecimientos siguientes:

Por regla general, existen dos lugares sagrados que la violencia de cualquier tipo no puede violar  y estos lugares son: los hospitales y las iglesias. Todos los convenios intencionales respetan y defienden la integridad de estos dos espacios públicos; pero en Guinea de Obiang, nada es válido, ni nadie es imprescindible; lo único valioso e imprescindible en Guinea es Obiang Nguema y  su maldita familia o en su defecto su circulo vicioso. Por eso vemos que, la milicia del régimen entra en el hospital regional de Malabo, detienen al médico en su puesto de trabajo y le maltratan; lo único que hemos podido apreciar, ha sido las acostumbradas maniobras del mal llamado Ministro de Derechos humanos, en su vergonzoso audio y las posteriores emisiones de la televisión guineana; todo un hecho macabro, criminal y bochornoso; simplemente para confundir la opinión pública nacional e internacional, siendo ésta, la estrategia que ha utilizado para permanecerse en el poder a toda costa.

La fabricación de productos industriales a nivel mundial, rige bajo la normalización y la fiscalización como agencias de control, no solo de calidad; sino también, de la validación, la garantía y la universalidad de dicho producto; sobre todo, si se trata de la industria farmacéutica. Ahora bien, cuando la gran vergüenza y el error natural de su padre y de su gobierno,  viene a presentar  remdesivir como el medicamento fabricado para Guinea Ecuatorial para curar el covid19; ¿acaso alguien de su gobierno no le ha explicado el protocolo que se sigue en la fabricación de un medicamento?, ¿ En todo el territorio nacional ya no hay ni un nacional, ni un extranjero que es farmacéutico?. La realidad y la verdad de este hecho, es que el régimen planea una matanza en masa, para satisfacer sus rituales,  cosa que el gestor Manuel Mbela cumple con todo gusto, como embajador de Obiang Nguema en India. En la misma india, el covid19 está haciendo estragos en  la población y hasta hay muertos en las calles, en las casas y los hospitales están saturados. De hecho, el producto remdesivir no es un medicamento como tal, es simplemente un producto semielaborado, que sirve como componente en la producción de productos farmacéuticos. Por favor señores, que tengamos un poco de sentido común, cómo un ladrón y narcotraficante va a donar su salario, ¿acaso tiene salario?  ¿Y cuál es la procedencia de éstos dineros?  Es que todos los del régimen y su partido PDGE son unos zombis hasta para aplaudir a este bicho?

Otras de las cosas que, a todos nos quiere hacer perder el tiempo hablando de ello, es lo referente a los dineros de las arcas de la tesorería del estado. En Guinea los únicos que tienen voz y voto para hacer y deshacer con los dineros de la tesorería son: Teodoro Obiang , su mujer Constancia, su hijo Nguema Obiang y la tesorera Milagrosa; nadie más tiene acceso a ella y no tenemos que molestar o incomodar a otros individuos. Desde una mañana, Obiang y su familia han hecho lo que les da la gana con las arcas del estado; de hecho, toda Guinea sabe que Teodoro Obiang tiene dos firmas para autorizar la liberación de los fondos en la tesorería: una cuando te lo niega y otra cuando te lo confirma, así siempre ha actuado Obiang Nguema como un auténtico gánster. El robo, la corrupción y la matanza forman parte de sus genes como parte integro de sus herencias biológicas.

En conclusión, el factor tiempo ha dado la razón a la oposición y  la verdad ha demostrado que, el auténtico enemigo del pueblo es: Obiang Nguema, su familia y su círculo vicioso; la figura falsa en querer demostrar que los opositores son unos bárbaros, ha sido descartado y su aparato propagandístico fracasado; por lo que, el régimen satánico actual en Guinea Ecuatorial no tiene ni futuro ni escapada; por todos y todas, la victoria del pueblo es inminente. Todo esto ocurre en un momento en que, el país está en incertidumbre política, sin saber el paradero del presidente, ni tampoco se sabe quién dirige el país; si bien, vivimos con las conjeturas del entramado de Constancia con su sobrino o en su defecto el estado de salud del dictador que es todo un tabú para el pueblo; así en stambay  y abismo está toda la nación; sin bonanza ni esperanza.

Comité de Resistencia Popular

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Obinna

    (julio 20, 2020 - 08:08)

    Esto pinta y huele mal…!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *