La Bata de los noventa, qué recuerdos!

Por Consta Chernenko Nguema Mansogo

La torre del reloj

La nostalgia de aquella Bata de los noventa, eran otros tiempos otra época, y cuánto ha cambiado todo, casi todo. Los lunes, los alumnos de la primaria, se iban a Carmen Salles, La salle de Bomudi, Centro Bisila, Enrique Nvo, Piloto, Mision, etc,

Los mayores íbamos al La Salle de Lea, PRODAMBA, PADRE SIALO, Nuestra Sra del Pilar, hoy Eco del Futuro, la Mision, Carlos Lwanga, y quién no se acuerda de Djindjini, Don Fidel, Bacale, Fabian Ngui (DEP) Bartolome Ondo Ndong, el jefe de estudios José Ndong (DEP), lento en hablar pero con un manejo ejemplar del español, la disciplina era estricta, entrabas a la hora o no entrabas, pero si tenias que estar en clase como sea, escalabas la parte trasera de Carlos Lwanga, rogando que algún profesor no te pille, o caías 8 metros dependiendo desde que altura ya habías logrado escalar.

Las tardes hacíamos deportes, íbamos a los Salesianos o a Enrique Nvo a jugar al futbol o al baloncesto, dependiendo de donde vivías. Los que jugábamos al futbol, hacíamos equipos de cinco personas, y el equipo que ganaba los partidos jugaba hasta que lograban ganarlo, los árbitros eran jugadores de los equipos que no jugaban en este tiempo. Los equipos los formaban en la gran mayoría gente que se conocía muy bien. En Enrique Nvo podías alquilar una bici por 50 francos cfas y dabas una vuelta alrededor de Enrique Nvo, bajo la atenta mirada del dueño de la bici.


Los fines de semana, íbamos al estadio a ver los partidos de la Primera División de Futbol, el Dragon Futbol Club, El Akonangui futbol club, el equipo del super hincha Hassan Sas, que luego fue a hinchar por Deportivo Mongomo y su eterno Mister Anton, teníamos el Deportivo Niefang, Deportivo Aconibe, Unión Vesper, Mister Verquis y sus chavales del Real Sanidad, Real Boncoro y los ont veut le but.


En aquellos tiempos había comenzado a emitir la Radio Televisión Asonga, y conocíamos a Asunción, Julio Bocande, Eloisa, Jaime Malonga el héroe del amor, Dj Angong, David Monsuy, Efe Nsang, Pedro Luis Esono Edu, Simeison nos entretenía con “ni si, ni bien ,ni mal”.


Se acababa de inaugurar el Centro Cultural Español de Bata, y todos íbamos volando sobre las doce del día a seguir el informativo de la Televisión Española, la sala se llenaba de gente que venía de todos los rincones de la ciudad y de todas las profesiones ávidos por estar informados, profesores, educadores, estudiantes, funcionarios, comerciantes, religiosos. Era la primera vez que podíamos seguir los informativos de Televisión Española.


Había distintos grupos de chicos y chicas, que empezaron a codear con la música. El grupo de raperos de la ciudad era los London Soul, nos alegraban con discos como “si es que no sabes que hay que hacer no dejes de llorar”, los London disputaban la ciudad con los Boys Excellent, con sus títulos, “hermanos y colegas” Ay Papa, Ay mamá.


London Soul luego se fragmentó, y algunos lograban hacer canciones con otros integrantes del grupo y estrenaron ritmos como “Victoria Aleluya”, Mista Regga, Mista Gordon, Otawan chicos de Shangai Bata nos deleitaban con sus melodías, en especial la canción la tradición, Doctor Mbomeche, Mista Sales, Fifi la Mirey, Vidal Video, Ngal Ngal, hacían sus primeras creaciones con la productora TNO, Nene Bantú dejaba de hacer Rap para lanzarse a un ritmo puramente africano el machacando.


Llegaba la noche, y nos íbamos a Chossan la discoteca de Biskuit o a Eclipse, donde el ritmo era mas africano. Comandachina era el lugar indicado, aunque después otras discotecas como Drink Cool, o Men in Black, ofrecían la diversión para la clase media de la Bata de aquellos tiempos. Cuando llegaba la tarde nos íbamos a las salas de Cine, Comandachina era otra vez el lugar mas frecuentado, o Mondoasi, aunque creo que en esto de las salas de cine creo que ningún otro lugar ofrecía más pluralidad de películas como Mondoasi, hablando de Mondoasi allí también estaba “annobón” podría estar una vida entera hablando de Annobon en Mondoasi, pero será el tema de otro día.


Los domingos íbamos a la playa, teníamos muchas opciones, Bata, ciudad del amor, con las mejores playas del país, íbamos a Utonde, la playa de Ukomba o Comandachina Berreta, la de Ekuku y hacíamos nuestras primeras novias, y surgían los primeros romances, qué tiempos aquella Bata.

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *