Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos, victima de depredación: un flasback del autor, el fundador y sus depredatorios o acompañantes

Por Ángel -Obama OBIANG ESENG

Las escenas políticas que se viven últimamente en nuestro país son dantescas, como otras tantas a las que ya nos tienen acostumbrados el régimen. Esta vez, como siempre, según nuestro punto de vista, merecen destacarse las propiciadas por el mismísimo fundador del régimen, de un lado; y del otro, por el líder del partido político UCD.

Cuando el presidente de Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos, señor Obiang Nguema, decidió -en semanas pasadas, como ya se sabe- “disolver el gobierno” por “ineficaz” actuación del equipo que dirigía su primer ministro, Francisco Obama Asue, pudo verse como algo catalogable en la dinámica de mejorar las prestaciones que se deberían esperar de la directiva de un gobierno responsable, tal y como ocurre en lugares o países cuyos directivos actúan de forma sensata. Pero en el caso del fundador con el país que dirige a modo de depredador en compañía de adláteres, repuso el mismo jefe con casi el mismo equipo.

Con ocasión a la maniobra referida, cuando tomaba juramentos del gobierno dimitido que regresaba, en su intervención dijo, entre otras cosas: “… la democracia no es otra cosa que respeto a la ley, respetar los acuerdos…”-¡vaya definición de la democracia!-. En dicha intervención, también, quejándose de ciertas disonancias en la coalición parlamentaria, manifestó que “…no es un parlamento… una oposición surgida de unas elecciones libres, sino oposición surgida a través de pactos… con el PDGE…”.

El primer ministro, modélico depredatario en coherencia con la tónica del fundador, se proclamó “capataz” en cabeza del gobierno para el «cumplimiento” de las “sabias orientaciones” del “mandatario” del país que una vez conformó territorios españoles en el Golfo de Guinea.

Es muy probable que algunas facetas dictatoriales del promotor de la alegre memoria ya no sean controladas por el mismo. En concreto, destacamos en las presentes líneas, además de lo de su intervención, lo de cesar y reponer prácticamente el mismo gobierno. Cuando éste dimitió, el presidente hizo énfasis en su ineficacia; pero para más pronto que tarde, volver a colocar el mismísimo primer ministro de gobierno que se autodenomina, como antes se ha dicho, “capataz” para cumplir lo que le “ordena el jefe”. Aquí, más que incoherencia con la dinámica dictatorial, se produce una situación chirriante, como la que se daría por el ruido que suele producir el encaje anormal de las partes de una cosa, un disparate. No se ha dado una situación de no contradicción (una cosa no puede no ser y ser al mismo tiempo y bajo las mismas circunstancias), sino un desliz de delirios del propio dictador. En fin, algo así como un lapsus linguae dictatoris.

Don Avelino Mocache Mehenga, líder del partido político UCD, anteriormente de la “oposición”, manifestó en privado -después de las últimas elecciones legislativas en las que participó con CPDS en la coalición JUNTOS PODEMOS- que no estaba dispuesto a seguir aguantando estar en la oposición pues, entre otras razones, ya es mayor, el pueblo no le vota. También consta a la Ejecutiva de CPDS que el señor Mocache Menga hizo gestiones para hacerse con el escaño que rehusó valientemente don Santiago Obama Ndong, miembro ejecutivo del Partido del Cambio en la lista de senadores de las últimas elecciones legislativas , para no tener que depender del fundador por nombramiento a dedo. ¡Vaya salida más que perfecta! Al dar el paso don Avelino designándole un puesto en la ejecutiva del gobierno de PDGE, engrosa la fila predataria del fundador en el área de los “coaligados” de dicho “gran movimiento de masas”.

Por lo demás, el hecho de que la fundación de la primera dama de la nación, Constancia Mangue M´Nsue Okomo, esposa del depredador fundador del régimen, cuyos adalides sean el padre Fernando Ondo Ndjeng y el diácono permanente Anacleto Oló Mimbuy, a sabiendas de que dicha institución es fruto de depredación, no queda bien vista la Iglesia Católica en Guinea Ecuatorial, nuestro país de todos.

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *