Por Celestino Okenve

Jesús Oyono Oyono Eseng, a quien llamábamos Jesusín, con su corta edad de entonces fue uno de los que coordinaron los trabajos para la celebración de la primera Asamblea Constituyente del partido político Unión Popular U.P. En esta primera Asamblea se aprobaron los primeros estatutos del partido y de esa primera Asamblea salió elegido por aclamación unánime Don Andrés Moisés Mba Ada como presidente nacional de U.P. Era el año 1993.

Jesús Oyono formó parte de la primera ejecutiva nacional del partido como miembro de la coordinación regional continental, en la sección de organización.

Tomó también parte en la constitución de los comités distritales de Kogo y mbini, respectivamente. Por sus esfuerzos en los momentos cruciales de intento de creación y consolidación de la democracia, que fue finalmente abortada por el dictador Obiang, se le considera un miembro cofundador de Unión Popular.

Hoy me toca decir unas palabras de reconocimiento por mi hermanito Jesús, cuando tenía que haber sido él quien me despidiera. Y eso es porque dio mucho en poco tiempo. Y su alma se vació mientras su corazón se encogió. La vida no le reconoció el sacrificio.

Y así como él, hubo muchos guineanos que nos dejaron en el camino mientras esperaban llegar a la Tierra prometida. Guinea Libre es una Tierra prometida que vemos cerca pero está lejos. Y mientras caminamos y caminamos hacia ella, vamos perdiendo el amor, la compasión, la cordura y a nuestros hermanos. Y eso duele. Y duele más cuando la tierra que te ve morir no es la tierra que te vio nacer. Duele tanto que hasta el alma de espanto grita un quejío profundo.
Tenemos que reconocer el trabajo de gente como Jesusín por construir una esperanza, la esperanza para la democracia que era el partido Unión Popular, hoy exhausto por combatir en desigual batalla.

Hoy, se ha marchitado la memoria de muchos guineanos, no conocen ni reconocen. Y sin memoria no hay vida. Porque vivir es recordar y exaltar a los que en el pasado construyeron caminos para que pudiéramos transitar hacia la democracia y la libertad. Todavía seguimos caminando.

Que nuestros hijos guarden la memoria de los abuelos como Enrique Nvo Okenve, de los hijos de éstos como Jesús Alfonso Oyono Alogo que cogieron el testigo y de los nietos de aquellos como Jesus y Alfonso Oyono. Todos ellos participaron en la lucha por ver la libertad en nuestro país. Todos ellos están presentes hoy aquí, al recordarles. Y seguimos el camino.

Muchas gracias

Móstoles, 17 de Julio de 2021

Radio Macuto Facebook

Impactos: 838

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *