Cuando los adolescentes ya dirigen los ministerios

Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda” (Martin Luther King, 1929 – 1968: religioso estadounidense, Premio Nobel de la Paz, uno de los principales líderes del movimiento para la defensa de los derechos fundamentales e importante valedor de la resistencia no violenta ante la discriminación racial).

Por José Eugenio Nsue

La República de Guinea Ecuatorial y los guineoecuatorianos nos están dejando sin palabras, sin argumentos y sin las ganas ni ánimos de razonar porque hace mucho, mucho tiempo que la razón, el sentido común, la lógica huyeron despavoridos de ese rinconcito del África occidental ecuatorial al ver cómo actuaban y actúan sus pobladores, sus dirigentes a la cabeza, y cómo justifican las barbaridades, las atrocidades y los dislates que sistemáticamente se cometen en ese minúsculo país (por su tamaño y por su número de habitantes, no por menosprecio); hasta el lenguaje que es universal y el elemento de cohesión y entendimiento entre las naciones y entre las personas que lo hablan, resulta incomprensible e ininteligible en boca de los pobladores guineoecuatorianos.

Cuando en los países decentes y donde prevalece el sentido común se habla del relevo generacional, de dar paso a la juventud en la gestión, diseño y administración en las entidades tanto públicas como privadas, se trata de los jóvenes altamente cualificados desde el punto de vista educativo, con una experiencia en gestión e investigación cuya eficacia está demostrada y probada en sus hojas de servicio o currículum; en esos países serios y decentes también se distingue claramente entre la propiedad privada, es decir, aquellos negocios, sociedades o empresas cuyos titulares o propietarios sean de personas o familias particulares, y las propiedades, instituciones públicas que son del Estado y tienen que ser administradas y gestionadas por políticos elegidos y técnicos de la administración igualmente preparados ética, moral, social, cultural e intelectualmente; con un espíritu, don, carisma o vocación altruista. Cuando se trata de un bien o negocios propios, el o los dueños pueden adoptar cuantas medidas, estrategias, políticas que quieran y pueden nombrar, delegar o confiar su gestión a quien les dé las ganas, siempre según las pretensiones y los objetivos que persiguen; en cambio, al tratarse de la ‘res pública’, de los bienes y recursos del Estado, lo lógico, lo sensato, lo normal es confiar, encargar y nombrar para su administración (ministros) así como su gestión y dirección (secretarios y directores generales que son los técnicos especialistas), a personas cualificadas, preparadas académicamente, con amplísima experiencia y una actitud ético-moral contrastable porque saben, y ha sucedido muchas veces, que en caso de una mala administración, desfalco, incompetencia o incapacidad tendrán que pagar por ello tanto en lo penal como en lo político ya que el pueblo, la sociedad, los ciudadanos van a pedirles las cuentas.

En cambio, como la República de Guinea Ecuatorial es de otro planeta, sus gobernantes son de otra galaxia, su forma de entender y hacer las cosas, marciana; primero no hay distinción ni separación entre lo público y lo privado; el Gobierno no sale del pueblo sino del Dueño y Administrador Único que se ha auto proclamado Monarquía absoluta, y la soberanía no se emana del pueblo que es inexistente sino de esa Monarquía impuesta. A la hora de repartirse los cargos en su hacienda, su coto nacional, no se tiene en cuenta ni un solo criterio terrícola; nada de lo que se hace aquí en el planeta Tierra vale para el reino de Akoakam – Angong; los ministros, además de numerosísimos como una colmena, son inservibles y variopintas; puede haber 3 ó 4 ministros en un mismo ministerio sin función, sin competencia y sin actividad; 3 ó 4 secretarios (de Estado, Generales, Adjuntos) y 3 ó 4 directores generales con sus adjuntos; ¿para qué sirven?: PARA NADA; sirven como lo cantaba uno de los cuñadísimos ahora coronado General del ejército sin haber pisado jamás una academia y sin haberse sentado en un banco de un instituto para acabar el bachillerato elemental, y ascendido a Ministro de Estado de la defensa de su sobrino, el príncipe heredero, Teddy: MOAN FANG ANGÀ TEB MONO ADJING NÁ ABELÉ N’KONG (algo así como que ‘el fang ha preferido siempre cargos antes que la riqueza, el dinero’), para presumir, robar y abusar de los demás; ¿el monarca les nombra por sus capacidades y aptitudes intelectuales o profesionales?: QUÉ VA; ¿les nombra para una misión u objetivo concreto?: SÍIII, para que desvalijen despiadadamente todo lo que pillan a su paso y se hagan millonarios y vivan a imagen y semejanza del Primogénito, el niño-grande, Tontorín, que es el guía y el referente de toda la saga, antes de que palme el patriarca rey Obiang Nguema I.

Todo el largo tiempo que lleva en el poder Obiang Nguema I, lo ha venido dejando meridianamente claro: toda su numerosísima familia tiene que participar en el reparto de la tarta que Dios y la Madre naturaleza les han regalado; así, sus ochenta y picos hijos tienen cargos; una de sus mujeres cobra de la Tesorería General sin cargo ni nombramiento conocidos además de ser la Primera Dama en todo pero cuenta con direcciones generales, jefes de gabinete a tutti pleni; todos los cuñados, cuñadas, primos, sobrinos, tíos, amigos y los amigos de los amigos de los familiares están enganchados.

Quizás, la novedad esta vez está siendo la nueva generación que se están reclutando para que entre a formar parte en el reparto y pillaje del botín de la hacienda de la Monarquía; se trata de las parejas de los hijos y los cuñados del rey. El colmo ha sido la niña que se llama Anastasia Erundina Mangue Nguema, de unos 20 años, que ha sido nombrada ¡¡¡Directora General de Coordinación Multisectorial y Asistencia a Personas con Discapacidad de 3a Edad en el Ministerio de Asuntos Sociales. Es bien sabido que no hace falta poseer estudios, ni formación académica, ni experiencia laboral ni profesional para formar parte en lis gobiernos del rey de Akoakam (hasta alguna política audista sostiene ese criterio de que para gobernar Guinea no hace falta saber leer ni escribir, no hace falta tener estudios); pero nombrar a una veinteañera sin siquiera haber hecho bachillerato elemental y poner en su Decreto de nombramiento número 71/2020, de fecha 9 de septiembre, que es “por conveniencia de mejor servicio“, ¿qué servicio se puede esperar o ha prestado una niña (no por ser niña, podía tratarse de un niño, da igual) de 19 años que lo único que se sabe de ella es haber sido embarazada a los 16 años por un depravado sexual y saltacunas sesentón prohombre del régimen, en Europa se les llaman violadores/pederastas, y poco más; no consta que haya ido más a clase, no consta que haya trabajado ni siquiera como moza de limpieza en alguna oficina o local, o como niñera, camarera ni como ordenanza en algún ministerio. Su primera nómina será la de una Directora General de un ministerio. POR FAVOR. La nombran para ‘coordinar’ multisectorialmente, ¿a caso la susodicha sabe qué significan esos términos: coordinación, Multisectorial?; también la nombran para que asista a Personas de la Tercera Edad con Discapacidad, ¿ella sabe lo que significa? ¿Cómo va a asistir a Personas con Discapacidad si nunca el país, la presidencia, el gobierno y el mismo ministerio de AASS fantasma porque brilla por su ausencia nunca se han interesado ni por las personas en general, ni por los mayores y es más, por qué solo a los discapacitados de la Tercera Edad; quién se ocupa de los menores y jóvenes discapacitados?

El cinismo y el sarcasmo de la Familia Real de Akoakam y sus voceros no conocen límites; exponer a una inocente que hasta el mismo día del nombramiento rimbombante vacío de contenido e ineficaz ante el mundo mundial, ahora ya no hay otra comidilla en todas las redes sociales sobre Guinea más que el caso de la niña violada a los 16 años que su verdugo ha promovido a la Dirección General de un ministerio sin que sepa leer ni escribir (pronto la veremos en la Sexta, Tele5 o Cuatro, teles expertas en chismes como el meteorólogo ‘concerniente’ de la TVGE, y no por culpa de ella); cuando su única preocupación era y debía ser cómo comer al día, terminar el bachillerato, cómo alimentar a su vástago fruto de una relación no consentida, y hacer la vida de una adolescente de su edad…, es una clara demostración de que a esa gente palaciega, Obiang, Mangue Nsue Okomo y todos los suyos, se les ha ido la olla, si es que la tuvieron alguna vez. Quizás con esos nombramientos de los adolescentes analfabetos funcionales en la alta administración estatal, nos quieren hacer ver dos cosas: demostrar a los guineoecuatorianos y al mundo mundial que Guinea Ecuatorial es suya, de su propiedad y hacen con ella lo que les viene en gana y no les puede pasar absolutamente nada; o es que son tan tarados, palurdos, enajenados y tan pirados que ya no saben lo que hacen.

Claro, seguro que la Ilustrísima señorita (se supone que no se ha casado aún) doña Anastasia Erundina estará diciendo: ¿por qué se meten conmigo, a caso mi sobrino Teddy no es vicepresidente y responsable de la defensa y seguridad de mi cuñado el rey y no tiene estudios, mi cuñado ministro de defensa tampoco tiene estudios, y todos los rinden culto y les veneran? Tienes toda la razón, mi niña; a río revuelto ganancia de pescadores. A vivir que son dos días. Date prisa, aprovecha todo lo que puedas como hacen todos los demás, que para eso, te han puesto en el candelero.

Así lo pienso y así lo digo; ¿qué os parece?

NOTA BENE: probablemente, estas reflexiones hayan quedado caducadas porque las cosas que pasan en el circo del reino de Akoakam no dejan de sorprender a propios y extraños. No os extrañeis que nos sorprendan con nombramientos de otra gente en el mismo cargo que el de nuestro personaje de la semana sin haberla cesado primero, otros ministros cesados veinti pocos días de ser nombrados. En ese chiste de país, todo es posible; el padre nombra, el hijo cesa, el cuñado enchufa, la madre conspira. Esto sí que es el baile de los malditos. Mientras, los ciudadanos a su bola.

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    pepin

    (septiembre 19, 2020 - 1:19 pm)

    No se le puede exigir a un tonto que razone con coherencia y buen sentido.
    La fornicación, el robo, la pedantería del satrapa y la estupidez generalizada es la única religión en este país. Desgraciadamente, los que se fueron para sentarse a la diestra y siniestra de Caligula, han demostrado que son de la misma estirpe y tampoco se les puede considerar intelectuales. Están animados por la codicia y por extensión sufren de patologías mentales al igual que vice de su padre.
    Cuando se mueran que se lleven el tesoro a la tumba como los antiguos faraones y que el pueblo no llore
    La historia demuestra que el continente africano y asiático no exige estudios para subirse al tren del poder.
    Incluso sentados en el trono, son incapaces de ejercer con sentido común, ya que no disponen de cacumen.
    Nati sunt autem stulte, stulte et non morieris.
    Et stultus populus autem meus non cingite se cum similibus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *